Musas

Musas

viernes, 17 de agosto de 2012

La piedra

Imagina por un momento una piedra. Inerte sí, pero imagina que ahora tiene vida. Que no se mueve, pero respira, se alimenta y se fragmenta para obtener crías. Ahora, imagina estas piedras, imagina una piedrecita pequeña que está en el fondo del mar, que es pesada, que no se puede mover. Imagina que necesita el aire para respirar, pero no puede llegar a la superficie, se está ahogando pero aún así sobrevive. Ella está muriendo pero vive. Está agonizando pero se realiza como ser vivo. Está muerta pero sigue adelante. ¿Cuál es la moraleja?

G. S. Díaz "La piedra"

No hay comentarios:

Publicar un comentario