Musas

Musas

miércoles, 17 de octubre de 2012

Hay que saber por lo que llorar.

Poco a poco lo hacemos. Poquito a poco nos vamos dando cuenta. Nos vamos haciendo adultos y lo vamos notando. Y es que hay que aprender a dejar las tonterías de niños pequeños a un lado y mirar la vida con otros ojos, con unos ojos más grandes y sabios. Debemos aceptar nuestra realidad y aprender de lo que ha pasado y hemos vivido. Cada día morimos, cada día que pasa queda uno menos para la hora de la muerte, ese es el único problema al que no podemos hacer frente. Así que si tienes que llorar hazlo porque no volverás a vivir o sentir este momento, porque nada te sucederá dos veces de la misma manera, hazlo porque no puedes enfrentarte a la muerte. Y al pasado hay que dibujarle una sonrisa, hay que despedirlo y darle las gracias, hay que valorarlo y aprender de él, para actuar mejor en nuestro presente y, por tanto, para disfrutar más del futuro, seguir amarrado a él no tiene sentido alguno porque él no está, ni mucho menos, amarrado a ti. Hay que preocuparse de los verdaderos problemas de la vida, esos que ponen trabas a ella misma. Hay que saber por lo que llorar.Y por quién.

G.S. Díaz "Hay que saber por lo que llorar"

No hay comentarios:

Publicar un comentario