Musas

Musas

domingo, 24 de marzo de 2013

Cuando sea

Como si quiere ser un segundo antes de mi final. Como si es ahora, mañana o hay que esperar unos días más. Puede ser cuando te canses de la noria y de la ruleta, del casino y del bulevar. Quizá cuando, madura ya, estés harta y no consigas dar un paso adelante más. O cuando dejes de vivir como joven y lo hagas como mujer. Tal vez cuando cansadas estés de buscar, cuando entregues tu cuerpo y no sientan por ti piedad. Cuando nunca te dejen sin aliento y vivas sin un motivo por el que pelear. Como si es cuando, cansada de la rutina, vivas algo diferente a lo que un día llegaste a imaginar. Como si es cuando, decidida te atrevas a recordar. O cuando no tengas más verdad que el pasado que dejaste atrás. Como si es cuando vivas feliz y tan solo quieras saber de mi, saber cómo me va. Como si es cuando tan solo quieras charlar de lo que pudo ser y nunca será. O fue. Quizá cuando sonrías al acordarte de mi caminar. O de mi suspirar. Y de mi hablar. Y de mi incredulidad, de los millones de cuentos que, cada noche, se perdieron y que te pensaba contar. Por mi, como si es cuando ya nada se pueda hacer o cuando sea imposible deshacer lo hecho, cuando no se pueda querer como aquella vez. Por mí, como si es cuando te vayas lejos y no pienses regresar. Como si es cuando necesites la tirita en la herida después de tropezar. O cuando quieras que te llamen "pequeña" con sinceridad. O cuando quieras volver a ser mi princesa particular. Como si es cuando, acurrucada, necesites el calor que yo te puedo dar. O cuando estés perdida y necesites la ayuda de una estrella brillante del cielo por la que guiarte. Por mi, como si es cuando necesites el apoyo de un amigo, como si es tan solo para conversar, como si es cuando quieras, de nuevo, conmigo jugar. Como si lo que quieras hacer es reír o cantar. O llorar. O apostar, mas nunca prometer. Como si quieres volver cuando tu camino se haga angosto y espinoso, lleno de problemas, yo estaré ahí para que menos duela. Para que recuperes el sendero. Para que recuperemos recuerdos, que no queremos olvidar pero que el tiempo se lleva, inevitablemente, consigo. Como si quieres volver cuando la vida no sea tan difícil de afrontar, o cuando te vaya bien  o mal. Como si es cuando descubras la verdadera realidad. O tan solo para pasear. O para viajar. Quizá para evadirte del mundo sin más. Tal vez cuando quieras sentir la lágrima producida por la velocidad. O por la sonrisa del sol al esquiar. O cuando perderte quieras con la soledad. Da igual, montaña, río o mar. Da igual, París, Nueva York o cualquier capital. Da igual cuando sea, el motivo o la razón, siempre aquí estaré para todo, como siempre he hecho, como siempre haré, al pie del cañón.

G.S. Díaz "Cuando sea"

No hay comentarios:

Publicar un comentario