Musas

Musas

martes, 20 de mayo de 2014

Explotar

Sólo sé que…que me explotará el corazón, ese que ahora que está recompuesto ya no podrá volver a juntar los pedazos con el pegamento de la sangre. Y yo moriré con él en la explosión, es inevitable. Será entonces cuando mi cuerpo vague por el mundo. Se engañarán mi mente y mis letras, que saben que me conformaré con cualquier vida, aunque sea triste, rutinaria y sencilla. Para qué más. Que siento que el tiempo se escapa del reloj y a mí se me escapa  hasta el mundo si no hago algo, o quizá deba dejar paso a lo que viene. Que es la última oportunidad y uno no puede ir a contracorriente siempre. Me da igual, como si dura tan solo unos segundos más, valdrá la pena saborearlos y por la eternidad recordarlos. La disolución no es la solución, el desvanecimiento es mucho más lento y doloroso y permite mucha más tinta que algo que sucede de repente y te llena los ojos y el puño de rabia. Las lágrimas saldrán, entonces, cada noche, a la par que inciertas frases. Nunca esperé que me saliera nada bien, y ahora no iba a ser menos. No creo que esté maldito, como alguien intentó, no creo que sea eterna la oscuridad, los rayos de luz buscarán algún hueco. Siempre queda un resquicio a la esperanza, a la imaginación. Sobrevivir, para eso vivimos. Perdurar solo lo hacen los que para ellos están predestinados al nacer con estrella, otros aunque no nazcamos estrellados, lo hacemos durante nuestra fase antes de morir. Sé que ahora mi mundo es de color y que no tengo que pensar en el negro que vendrá, pero, sea como sea, te haré protagonizar mi vida, aunque me la tenga que inventar.

Gregorio S. Díaz "Explotar"

No hay comentarios:

Publicar un comentario