Musas

Musas

sábado, 25 de octubre de 2014

Escritos olvidados II

Te quiero. Nunca dejé de hacerlo. Siempre estuviste ahí. Siempre te vi. Siempre estuve yo ahí y tú también, siempre, me viste. Hoy te vuelvo a ver, como antes. Y qué le hago yo, una simple ilusión es algo que nunca se va. Aún recuerdo cuando caminaba despacio. Muy despacio. Para verte aparecer en el horizonte. Tan solo eso. Con tan solo eso me conformaba. Y, a veces, era feliz. Inmensamente feliz. Más que nunca. Pero qué más da ya. Aunque antes también daba igual. Qué más da. Algún día sentirás lo que yo sentí, lo que yo imaginé y no acerté. Y entonces, solo entonces, puede que se haga realidad. Sería como un sueño. Como un dulce despertar. Como esta navidad. Como un anhelo eterno que nunca en la vida será algo como tal. Como tú y…como nadie más.

Gregorio S. Díaz "Escritos olvidados II"

No hay comentarios:

Publicar un comentario