Musas

Musas

domingo, 23 de noviembre de 2014

Es eso

A veces, y sólo a veces, sueño con un beso tuyo. Con un aroma que llevo confundiendo años. Me confunden a mí mismo esos labios que he tenido tan cerca en tantas ocasiones, que no puedo negar y juro, que los miré siempre con lascivia. Con ímpetu obseso, sin embargo, sé que tus ojos no lo vieron. Pero es que es eso, que sueño con tu beso, otras veces, confieso, no solo eso. Te veo en un barco dorado que naufraga en el océano conmigo de testigo. Conmigo dentro. Da igual si capitán de algún velero viejo o de pirata  de un navío desconocido. He soñado tanto que mis sábanas han amanecido en el suelo. Tanto, que no sé si escucho tu voz dentro de un cerebro aturdido y ya un poco dañado por errores y experiencias del pasado. Sueño que cuando visto de amarillo y rojo, vienes y me quitas el espanto de las explosiones, las lágrimas de los ojos, acompañándome, en el tránsito de un cargo que pesa mucho. Y es que es eso, que a veces, y solo a veces, sueño contigo.

Gregorio S. Díaz "Es eso" 

No hay comentarios:

Publicar un comentario