Musas

Musas

domingo, 22 de diciembre de 2013

Fragmento Reino de Victoria

Y en ese momento, todo el mundo se paró, incluso el tiempo. Sólo existían ellos dos. Todo era silencio, salvo el crepitar del fuego. No se oían los cánticos de los hombres del ejército, ni las voces de los conquistados. Nada. Sólo se oía la respiración de Anna y Nuziel. Tras una mirada cómplice, la besó tímidamente en los labios.

G. S. Díaz "Fragmento Reino de Victoria"

No hay comentarios:

Publicar un comentario