Musas

Musas

lunes, 17 de febrero de 2014

Mala suerte

Y como antaño, llorar. Y expulsar así toda la negatividad. La mala suerte que no me ha dejado de acompañar.Y pensar en el mañana, en los fracasos que no dejarán de llegar, unos obstáculos que luego se superarán, pero que me pueden y entonces tiendo a caer sin ver una salida, una nueva oportunidad. Algo. Nada. Y las lágrima de impotencia, ¿qué serán? ¿Qué vendrá? No creo en un ser superior poniéndome a prueba con esta nueva etapa de mi realidad. Quise. Pude. No lo hice. Quiero. Puedo. ¿Por qué no? Lo haré. Siempre hay más. Y hay que saberlo aprovechar. Quizá este sea el punto de inflexión, mi punto de partida en mi historia lineal, en la que puedo mirar tanto adelante como hacia atrás. Y a partir de ahí, volar...

Gregorio S. Díaz "Mala suerte"

No hay comentarios:

Publicar un comentario