Musas

Musas

martes, 12 de agosto de 2014

Algo viejo, algo nuevo.

Un viejo lugar. 
Este, que aunque sigue siendo el mismo, te ha vivido varias veces.
Un viejo tiempo. 
Ese donde la inocencia te tiraba de la bicicleta y las rodillas te raspabas. Y no lo dejabas. Al contrario. Subías de nuevo, para herirte sobre tu herida, una vez olvidada la anterior caída.
Una vieja frase. 
Habrá algunas, pero no son viejas, porque me acompañan siempre.
Una vieja carta. 
Con letras que desgastan el papel.
Una vieja foto. 
Que arde como leña verde y húmeda, echando humo y con reticencia.
Un viejo sentimiento.
Rojo. Algo muy rojo que llevar puesto. Algo tan viejo que es Historia.
Una nueva explosión.
Con bombas que destruyen viejas infraestructuras.
Un nuevo cielo.
Que poco a poco construir y evitar destruir.
Un nuevo dolor.
Lleno de ira y rabia, que hace olvidar lo viejo. Desterrarlo por completo.Todo. Lo viejo de verdad.
La misma situación, eso sí.
Con más barba, más años, más daños y más.
¿Una estrella?
Yo que sé. Esa película merece cinco al menos.
Una vieja nota que recordar:

Colonizar y ser colonizado es algo que va de la mano. Es el cauce natural de la vida. Es un círculo eterno. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario