Musas

Musas

martes, 2 de septiembre de 2014

Pluriempleado.

Dicen que hay paro. ¡Dicen que en España nadie trabaja! Que me quiten a mí, entonces, mis trabajos. Que empecé como cualquier otro, y ahora soy pluriempleado. No doy abasto. No calculo ni configuro, de la manera que quisiera, mi horario. No. No es por escribir. Ni mucho menos. Tampoco por cualquier título que me permita un buen empleo. Ojalá. O no. Al grano: estoy en modo multifunción. Soy un gran secretario: anoto citas, fechas de reuniones y aviso con antelación, pero nunca entro en tu agenda. Corro detrás, intentando en décimas de segundo, soltarlo todo con claridad. Luego son las narices las que reciben el sonido de una puerta que se cierra con estruendo. En el hotel, botones. Subo y bajo maletas. Las que te dé la gana. Chófer: no soy taxista ni poseo limusina, pero te llevo al destino que elijas. En cualquier restaurante, sirvo mesa para dos, aunque no me vaya a sentar yo. Fotógrafo de carreras que llega el tercero. Lo peor de todo es que no me importa llegar a casa tan tarde que apenas me da para reponer fuerzas para el mañana. Que alguien se apiade. El gobierno de España, también dicen, siempre fue piadoso.

Gregorio S. Díaz "Pluriempleado"

No hay comentarios:

Publicar un comentario