Musas

Musas

domingo, 31 de agosto de 2014

Tu mundo de fantasía

Construido está, a partir de velas negras, con besos a muchos, caricias a nadie, y tras un cristal. Es tu mundo de fantasía, que se vuelve comedia a mis ojos, pero que por obligación se torna romance con la ira de tus desaires. Títeres que se mueven gracias a unos hilos invisibles. Títeres que se manejan con la palabra. Bosques de frutas envenenadas. Mentiras de carros de caballos y cabezas robadas. Que no rodadas. Invierno frío en el que súbditos, que no amantes, se calientan con nada. Muerte que portas. Lobotomía que desearas. Capa y espada. Trono y corona. De ese mundo también se escapa. Aunque quieras llenar el camino de migajas. Hay hambrientos que prefieren morir. Vagabundo anduve sin rumbo, cierto es. Pedí agua en el desierto, también. Claro líquido que la más hermosa flor me brindaba. Que con su sabia las heridas sanaron como podían. Que transformó desierto en realidad y me desterró de esos cuentos de hadas, de esos en los que mandas y eres la mala. A pesar de que muestres solo para atrapar a los más débiles. Que volvía, pensabas, sin saber que tú misma empezabas. Solo fue tu cetro, que a la realidad se asomaba. Territorio neutral, cara a cara. Tirando de mí y a la vez excusándote en la corte, que era yo quien no te dejaba volver. Hipocresía. Necedad. Quédate en tu mundo lleno de elfos, caballeros y princesas enlatadas, que visten de negro cuando les das la espalda. No asomes a la realidad. Que esa es la que vale, en la que cada uno tiene su lugar y que no puedes dominar.

Gregorio S. Díaz "Tu mundo de fantasía"

No hay comentarios:

Publicar un comentario