Musas

Musas

lunes, 6 de abril de 2015

Espantapájaros

Demasiada casualidad. Que yo, tras tanto tiempo, volviera a empezar y que te me aparecieras para prolongar el final. Espantapájaros para unas aves que retomaban de nuevo su vuelo. Como si olieran el miedo y hasta las acusaciones. Como si de otro tiempo se tratase. Demasiada causalidad. Trastocar los hechos y los horarios deliberadamente para atraer un suceso y echarle la culpa a la suerte. A la mala suerte. Pareciera no haber precipicio al final. Pareciera una llanura por la que no dejar de andar. Nada de sumergidas y alzar la cabeza. Nada de mojarse y volver a luchar en algún inhóspito lugar. Solo desierto y valle que se hace eterno, que creas y controlas desde tu máquina de bipolaridad.

Gregorio S. Díaz "Espantpájaros" 

No hay comentarios:

Publicar un comentario