Musas

Musas

martes, 21 de julio de 2015

Trato.

No era ese el trato: recuérdalo. Ni conversaciones fluidas, ni mensajes bonitos y mucho menos revisión de todo el contrato. Solo huidas. Escapadas nocturnas, como aquella, la primera. Casuales y causales, como todas. Crudas y reales. Pasionales. Efímeras. Mañana ya no estaré. Al otro, tendré que pararme a pensar tu nombre. Hasta que llegue mañana, no dudes, firmaré. Al otro, será caduco el garabato de este hombre. Que tengo el corazón frío y el calor que tú me das no da para más que hacer calmar a todo mi libre albedrío. Y si piensas que es  poco, así no es, tampoco. Otras que pasaron por mí no tienen ni una sola de estas letras que tú tienes aquí.

Gregorio S. Díaz "Trato" 

No hay comentarios:

Publicar un comentario