Musas

Musas

domingo, 20 de septiembre de 2015

A ti también te perderé.

¿Te perderé a ti también? Son preguntas sin respuestas aclaradas, entremezcladas en fracasos y ocasiones frustradas. Quizá algún día alguna se enderezará. Lo cierto y verdadero es que te esquivo, a ti y al éxito porque tengo miedo de su abrigo. Y del calor en tu nido. No quiero que  viejas historias se vuelvan a repetir, no quiero resucitar y a los tres días volver a sufrir. Sí, a ti también te perderé. Porque perder se me da bien. Lo haré, por no cuidarte. Por despreciarte. Por no tener palabras educadas para otras tan cuidadas. Te perderé porque veo en mi ventana amaneceres del mañana, que no son reales, sino que me invento para continuar cada día dándole a los pedales.  Porque a la vez miro en la misma ventana de los recuerdos que fueron y ahora tan solo son dos extraños que intentan jugar a que se conocen. A que nada ha cambiado. Porque, como haré contigo, a ella ya la perdí entonces. ¿De verdad te perderé? No sé si seré capaz de besarte más allá de la oscuridad de mi habitación. Si lograré afianzar tu mano ante el populacho cabrón. No sé por qué te tengo y sin embargo espero a que alguien me tenga. Será porque vivo perenne en una película intensa. Aprendí que las cámaras y los focos solo sirven al escenario de unos cuantos pirados que nos transmiten guiones perfectos a los que amoldarnos. No, a ti no te puedo perder. Aunque sepa de sobra que sí y que algún día no nos volveremos a ver.

Gregorio S. Díaz "A ti también te perderé." 

No hay comentarios:

Publicar un comentario