Musas

Musas

domingo, 28 de febrero de 2016

Tu silencio.

Ellos piensan así, es fácil de entenderlo: "Mi libertad es la verdadera y yo puedo hacer lo que quiero. Sin embargo, tu libertad acaba donde empiezan mis huevos." Si no captas esta guerra de dialéctica, no podrás alcanzar a ver la que se libra en la calle auténtica. Que no solo se debe considerar contienda bélica a las bombas que caen del cielo y a un rifle que se enfrenta a otro, portadas por gente sin cerebro. No porque no lo tengan sino por lo poco que lo usan. Sigue dando la razón a tu enemigo más perro, ese que te quita conciencia de clase y de serlo. Sigue amparando a un estado policial que tacha de radical cualquier reivindicación que vaya contra sus privilegios. Muerte a tus derechos, esos que siguen manchados por la sangre de tus antepasados. ¿Qué cara pondrás cuando tus hijos te reclamen dónde estaba tu sitio cuando había que defenderlos? Serán esclavos gracias a este, tu silencio.

Gregorio S. Díaz "Tu silencio" 

No hay comentarios:

Publicar un comentario