Musas

Musas

jueves, 31 de marzo de 2016

Quién te señala.

Qué sería de ti si entendieras que el centro del mundo no te pertenece. Que no sé por qué vas dando lecciones cuando ni las de tu dios aprendes. No creas que sigo a tu cintura atado por volver, después de casi mil lunas, a intentar atar cabos. Que no fuiste mi fortuna, ni serás mi tumba, y mucho menos seré tu eterno esclavo. Solo pretendía coser con el hilo del por qué el corazón que un día dejaste morir desangrado. Pero para qué. Para qué vas a explicar, si no supiste ni tú cómo acabarlo. Que te divertiste un rato. Más de dos días no puedes estar en el mismo sitio. Quién me señala a mí con el dedo, querías saber, y todo aquella que un día lo hizo hoy tiene mi perdón y yo mis pantalones por la rodilla sucios. Probablemente más manos que mi manos te señalen directamente a ti con el dedo. Y no te das cuenta. De que vas dejando atrás una procesión de desheredados, no porque enamores, sino porque les robas hasta el último céntimo. Adiós, que te vaya bien. Son cosas que yo también puedo decirte. Tú las usas con un tono que tiene poco de humilde. Que eras tú siempre la bruja a la que quise referirme. La que maneja marionetas, lanza indirectas, se inventa historietas y a las personas enfrenta.

Gregorio S. Díaz "Quién te señala." 

No hay comentarios:

Publicar un comentario