Musas

Musas

miércoles, 7 de marzo de 2018

¿Me bajas la cremallera?

Tácita noche. Plácida velada, llenas de nuevos rumores y de viejos sueños. Viento helado, típico del frío de una capital que solo lo es porque alguien decidió que lo fuera. Semana de trabajo, sí, pero sobre todo de derroche. Camuflaje, primero, para entrar a sitios rocambolescos, que tienen en esta España, aún, un maldito hueco. Puño en alto, segundo, entrando a un sitio que permaneció tanto tiempo en el exilio. Semana de dar nuestra vida entera a la causa. De tirarla por cualquier ventana de esos altos edificios. De querer vivirla y, exprimirla, como una naranja. Semana de revolotear por las esquinas, llenas de miradas desconocidas, de manos unidas, de personas, de historias y de vida. Cansados de letras y borrachos de cerveza. Tiritando, andando en círculos. A un lado papeles, y todo lo que tenga que ver con el proyecto. Hay que vivir el momento. Saber que estás lejos, que no vuelve el tiempo que se marcha lento. Embobado mirando la madera. Desde arriba un “¿me bajas la cremallera?” Un dedo bajando por tu desnuda espalda. Un vestido que cae, al suelo, como del árbol una manzana. Un dedo subiendo por tu desnuda espalda. Un beso que se pierde en la Historia… 

Gregorio S. Díaz "¿Me bajas la cremallera?"

No hay comentarios:

Publicar un comentario