Musas

Musas

viernes, 10 de agosto de 2012

Una recta infinita.

Yo sé que esto no acaba aquí, que cuando pase un tiempo me volveré a enfrentar a lo mismo. Lo sé porque ya ha pasado muchas veces, y siempre, siempre es igual, por eso creo a ese que dijo que los humanos somos los que topamos dos veces con la misma piedra, incluso tres o cuatro. Pero, ¿Sabes qué? Que esta vez será diferente, si algo estoy aprendiendo de esto es que en el futuro no quiero volver a repetir esta situación, volver a vivir todas esas dudas que te comen la cabeza y te corroen el cuerpo, esas que no son nada buenas.

Algún día sentirá de nuevo esto que estoy sintiendo yo, que va por ciclos, que ya este sentimiento es el que estoy entendiendo, que va por etapas y algunas te juegan malas pasadas, así que hay que dejar de vivir en ese círculo, hay que salirse de él, encontrar otro camino, llegar a la recta que infinita es, ese es el destino. Y cuando a ella le llegue el turno en ese círculo, ya caminaré por mi recta, ya no volveré a echar la mirada hacia atrás, seguiré el camino infinito de mi recta y será entonces, cuando comprenderá, como yo estoy haciendo ahora, que ya nada será igual.

G. S. Díaz "Recta infinita"

No hay comentarios:

Publicar un comentario