Musas

Musas

viernes, 7 de septiembre de 2012

Los besos.

Es curioso ver cómo los besos catalogan y describen a la perfección a las personas. Con sólo un beso, el primero, podemos saber cómo es esa persona y si la cosa funcionará. Quizá por eso mismo siempre he decidido zanjar el asunto tras unos días, porque si el primer beso no es como esperabas no tiene ningún sentido seguir con eso. A pesar de conocer a muchas chicas, pocos besos me gustaron.

Tal vez el que más me gustó fuera el primero. Pero el primero de todos. Quizá por eso mismo me gustó, porque era el primero. Tal vez el segundo me gustó por eso, porque era el segundo. Porque era algo diferente. Porque era otra experiencia distinta. Pero ¿Y luego? Creo que pasó mucho tiempo para que otro beso me gustara y quizá fuera porque ella ya había practicado antes con muchos otros. Después vino el beso perfecto. Ese que te deja su aroma, su suspiro y su gélida atracción. Aún hoy lo recuerdo y no sé por qué se fue. Quizá lo hice mal y ella quiso darme una lección. Y vaya si lo hizo. Por eso aquí estoy, esperando aún por ella, esa que me hizo creer de nuevo en los besos, porque descubrí que fue mágico y que con ella sí que podría funcionar.

G. S. Díaz "Los besos"

No hay comentarios:

Publicar un comentario