Musas

Musas

miércoles, 5 de septiembre de 2012

Toda recompensa merece un esfuerzo

Sólo piensa que eres fuerte. Que la vida pasa, que los días pasan. Que a veces se está mal y a veces se está bien. Que hay momentos tristes pero que también los hay alegres. Que hay ocasiones en las que la desolación inunda tu mundo, pero hay otras en la que sonríes, radiante de felicidad. Que se puede estar cansada, pero nunca tienes que rendirte. Porque el objetivo final es más suculento, porque si lo dejas, ¿Qué sentido tendría la vida? Luchar, sufrir por una meta, eso es lo bonito de vivir. Porque si te rindes, ¿Cómo te sentirás al ver que pudiste lograrlo pero no...? Toda recompensa merece un gran esfuerzo. Todo en esta vida lo cual merece la pena, cuesta mucho. Más que sudor. Porque hay que ser valiente. Cuando agaches la mirada, cuando decaiga tu cabeza, piensa en lo que eres, lo que puedes llegar a hacer, no te pongas metas, piensa en algo que te haga seguir adelante, e impúlsate con tus manos para seguir el arduo camino. Porque cuando lo recorras del todo y mires hacia atrás estarás orgullosa de ti, orgullosa de lo que has hecho. Y entonces, vendrán días mejores.

G. S. Díaz "Toda recompensa merece un esfuerzo"

No hay comentarios:

Publicar un comentario