Musas

Musas

martes, 18 de diciembre de 2012

Infinito. Nunca lo olvides.

Quisiera pedir perdón por todos los errores cometidos. Pero hay algunos errores que son más gordos que otros. Quisiera pedir perdón por todo aquello imperdonable. Porque fui un idiota, ¿Cómo pude...? Salí de la  caverna para ver mi realidad y solo vi alegría y felicidad.

Aún hoy no se como ocurrió todo, cómo aquel sentimiento creció y creció hasta hacerse inmenso. Porque cuando estaba en el suelo triste, desolado y maltratado sus ojos verdes me llenaron de luz y su mano me enseñó el camino. Se puede decir que era todo perfecto hasta que me desvié del sendero. Porque con ella todo quedó atrás, todos los males y fantasmas del pasado desaparecieron con su llegada a mi vida y está claro que volvieron cuando ella se fue.

Porque es que ella no era normal, es algo más, alguien que va más allá de todo, ahora entiendo que el destino es caprichoso. Una chica como ella, tan buena y tan perfecta, merece mucho más que a este poeta que traicionó su confianza. Porque el tiempo pone las cosas en su lugar, porque este arrepentimiento es el lugar donde yo debía estar. Gracia por tu inspiración, por hacerme mejor en esto de las letras. Siempre quedará esa gran historia que un día escribí para ti. Infinito. Nunca lo olvides.

G. S. Díaz "Infinito.Nunca lo olvides"

No hay comentarios:

Publicar un comentario