Musas

Musas

miércoles, 24 de abril de 2013

Duda

Incluso al confundirte entre la gente que camina y pasea por la ciudad, un fuego ardiente me quemaba el pecho y una fuerza invisible me oprimia hacía dentro la cabeza. Ya se que sentiste tu al verme igual, paseando por la ciudad. Duele, claro que duele. Pero entonces, ¿Que hacer? Nos ganamos una vida juntos y la perdimos al instante. Al menos aquí. Será improbable por siempre. Y siempre quedará la duda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario