Musas

Musas

viernes, 13 de junio de 2014

No pretendo ser tan solo el premio de consolación. Una simple compenetración. Ni alguien a quien tener solamente aprecio. Tampoco un papel firmado que se cuartea con el tiempo. No deseo que el karma me devuelva en forma de mal, todos mis bienes, porque eché el resto en ellos. Contigo. No quiero que un beso te añore a otros. Ni comparaciones odiosas que te vuelven pequeño. Más. No deseo una reprocidad forzosa. Prefiero ser más un anhelo de verdad que un peso muerto, que si no acabo arrastrado y con dolores de espalda. No quiero una mentira disfrazada a la perfección de verdad. Odiaría ser el tipo con el que conformarse. No voy a darle mi intimidad a un cuerpo inerte. No. No quiero estar en mitad de demonios del pasado, porque puedo salir malherido y con una carta sin retorno para el infierno.

Gregorio S. Díaz "No" 

No hay comentarios:

Publicar un comentario