Musas

Musas

martes, 30 de septiembre de 2014

Comparaciones odiosas.

Las comparaciones son odiosas, o eso dicen, pero pueden servir de mucho, sobre todo si es para mirar hacia delante. Si lo pienso detenidamente y dos veces, el verdadero dolor solo hizo acto de presencia una vez. Como el amor. Lo demás, réplicas con menos potencia y fuerza. Mi corazón latía tan fuerte cuando de nuevo el destino la ponía en frente de mi camino al salir, que mis manos comenzaban a sudar, mis pensamientos a intentar esconderse, mis ojos a intentar disimular y buscar un refugio en el horizonte, mis piernas tiritaban y se creían regalices. La lengua se trababa por horas y no salían palabras coherentes de una boca que no podía pronunciar bien, pero que gastaba en papeles la tinta. Contigo…contigo el corazón ni se inmuta.

Gregorio S. Díaz "Comparaciones odiosas" 

No hay comentarios:

Publicar un comentario