Musas

Musas

viernes, 9 de enero de 2015

El pozo oscuro de la luz.

Me despierto, dolorido. Abro los ojos y sólo veo más oscuridad. Una tenue luz de emergencia está encendida en algún lugar subterráneo donde me encuentro. Afino un poco más mis sentidos y descubro que puedo oír una gotera que cae, impasible, al suelo, queriendo formar una estalagmita. El chillido de unas ratas me hace temer aún más. Me duele la cabeza y el costado, pero consigo a duras penas ponerme de pie. Descubro que hace frío y me abrocho un poco más la chaqueta. No sé dónde estoy y por qué y no consigo recordar. Bajo la luz de emergencia que apenas luce hay una puerta para salir de allí, pero fracaso al intentar abrirla. Me cabreo y golpeo ferozmente la puerta, gritando al mismo tiempo, por si alguien, tras ella, puede escucharme para abrirme. Lo hago hasta desesperarme y cansarme, pero al otro lado parece ser que no hay nadie. Me doy la vuelta y, gracias a que mis ojos se han acostumbrado a la oscuridad, veo que unas escaleras que bajan a unos metros de mí. Es el único camino que tengo para seguir así que lo hago, decidido. Bajo poco a poco, tocándome la herida de la cabeza. Ahora sí que parece que el puzzle se va montando en mi mente. Recuerdo estar sentado, escuchar las palabras que salían de su boca que se convirtieron en dagas que se clavaron en mi pecho. Me caí de espaldas. Y fin. Sólo eso. Me desperté en este pozo negro. Me detengo de bajar escaleras cuando creo llevar horas bajando sin parar. Bajo un piso más y las escalera se acaban. Parece no tener salida. Entonces entiendo. Lo entiendo. No voy a salir de allí bajando más. Hundiéndome más. Así que maldigo en voz alta y subo de nuevo. Tengo que salir por aquella puerta. Y de repente, una luz, allí abajo. Una resplandeciente luz blanca. ¿Cómo puede ser? ¿Cómo puede ser que cuando no puedo bajar más hay más luz? Quizá sea por eso, porque cuando ya has terminado de caer del todo, ya solo puedes ir hacia adelante. Hacia arriba.

Gregorio S. Díaz "El pozo oscuro de la luz" 

No hay comentarios:

Publicar un comentario