Musas

Musas

jueves, 7 de enero de 2016

Sería una locura.

Sería una locura. Sería toda una locura, a la vez que una loca aventura. Sí, ya sabes a que me refiero. A eso de...volver a empezar. Comenzar de nuevo. No, ya no de cero, pero sí de veinte o treinta por lo menos. Hasta el infinito mira tú si tenemos números para contar, inventar y comernos. Sería una locura poner nuevas baldosas a la arena de la playa, pero más locura sería no construir nada. Sería una locura retar a los pajarillos de tu pañuelo, a ver quién es quien, al final, duerme más cerca de tu cuello. Sería una locura tener de nuevo un sueño. Sería una aventura volver atrás en el tiempo. Toda una locura, ya, que incluso lejos de nuestros años, nos conocieran  nuestros abuelos. Sería una locura vernos de nuevo. Jóvenes, traviesos e ingenuos. Entre sábanas rasgadas por el sudor de tu cuerpo. Verme a mí, en mi vieja cama, embrujado de dolor y veneno. Verte a ti suspirando, entre días, todos lunes y gotas de rocío sin tener que serlo. Sería una locura comerte  a besos, descubrir así lo que perdimos. Pero qué más locura que la mía, buscando obsesivamente, un poco de perdón. Ese que yo no doy al fuego sin encender que me quemó, aunque tendré que romper mi vaso encima de él algún día, tal y como tú, sin rencor, afirmas. Sería toda una locura reescribir nuestra historia. Buscar una nueva perspectiva. Construir mi historiografía. Sería toda una locura, ya sabes, te digo. Lo sería, ¿verdad?, piénsalo. Pero oye, déjalo... ¿cuándo hemos cometidos nosotros una locura?

Gregorio S. Díaz "Sería una locura" 


No hay comentarios:

Publicar un comentario