Musas

Musas

domingo, 15 de mayo de 2016

Espero.

Cuando ya te vayas. Cuando ya no quieras. Cuando te canses. Solo entonces querré agarrarte tan fuerte como tú deseas hacerlo conmigo justo ahora. Y no lo haré por amor o por pasión, sino por miedo. Miedo a la soledad y miedo a no ser nunca más. Perdí el manual de instrucciones en incendios que se apagaron demasiado pronto. Ya no manejo las herramientas, ni tengo la suerte de mi parte. Ni siquiera la juventud. Lo perdí todo. Desaprendí también. Comprobaste que si intentas atravesar la coraza de espinos que me rodea, saldrás sangrando. Huirás al tercer intento, te lo aseguro. Ni yo lo entiendo. Solo espero y espero. Y pasa por delante el otoño y el invierno. Y yo espero. Pasas tú, pasan ellas. Yo solo espero. Como si esperando hubiera otra oportunidad, como si de verdad esperara a alguien o a algo. Solo espero y pierdo mi tiempo. Los recuerdos trastocan el estar cuerdo. Lo que será, para mí son dudas y con ellas, infierno. Y pierdo mi tiempo. Y espero. Al último capítulo. Al capítulo final. Malgastando soplos de vida. Quedándome con las ganas.

Gregorio S. Díaz "Espero"

No hay comentarios:

Publicar un comentario