Musas

Musas

miércoles, 25 de mayo de 2016

Te necesito.

Te necesito. Alto y claro, lo digo. Te necesito. Para, no me estoy arrepintiendo. Tampoco doblándome de rodillas ante tu cuerpo. Te necesito, sí. Es cierto. Pero no porque me vaya a morir si no estás. Si no te tengo. Nada de eso. No porque no pueda vivir sin uno más de esos besos. Ni porque no vea más futuro que el pasado en el que nos fundimos. No te equivoques. Te necesito para llenar las paredes de palabras mojadas. Para crear historias nuevas que den un sentido a lo que quiero ser, antes de que perezca. Te necesito para escribir. Porque de ti, aunque no lo veas, brotan las imágenes que mi mente requiere para no dejar a la soledad que las últimas gotas de sudor y tinta me retuerza. Está claro, hubiera preferido alguna hada de la noche. Una del tiempo. Quizá una princesa de esos cuentos. Alguien etéreo. Como con el corazón, la inspiración no se elige. Son las musas las que eligen a gente como nosotros. No fui yo, sino tú, la que me eligió a mí y quiso todo esto.

Gregorio S. Díaz "Te necesito."

No hay comentarios:

Publicar un comentario