Musas

Musas

sábado, 14 de enero de 2017

Diecisiete.

Vas a nacer en un mundo que está patas arriba. Que no sabe ni a dónde va y que se encuentra del revés. El que tiene, todo lo tiene, el que necesita, nada recibe. Salvo palos. Vas a nacer en un mundo lleno de incertidumbres. Roto por los cuatro costados. Desigual. Falto de pudor y escrúpulos. De consideración y respeto. Un día, espero contarte, cómo hubo alternativa. Cómo la cultura prevalecía sobre el dinero y cómo la mujer se defendía y tenía derechos. Será un placer instruirte para combatir este desbarajuste. Jóvenes, como tú lo serás un día, cambiarán lo que hoy es agonía y muerte. Nacerás en el seno de una familia que posee poco, pero que te lo dará todo. Más que el regenteo de muchos otros. Esos mismos que te menospreciarán por una condición que ni siquiera eliges tú. No te preocupes, el llanto se convertirá en indiferencia y las maderas que aguantan sus velas se resquebrajarán antes de que lo entiendas. No sé si te veré crecer, como a tu hermana. Sí que estaré aquí hoy, pero dudo que lo esté mañana. También te llegará el día de las locuras y la rebeldía. Te conoceré, por fotografías y recuerdos a distancia, si es que llega el caso y me doy a la aventura. Volveré, tienes que saber. Vas a nacer casi veinticuatro años más tarde que yo. Si te pones a pensar, cuando lo hagas, no es abismal el precipicio. Tendrás más de mí y yo de ti. Estás a punto de nacer, como predije, en catorce. Con una estrella en todo lo alto. A pocos días de la revolución de febrero. Contigo viene el cambio. El deseo de apertura. La esperanza y el final de todas las ataduras. Lo único que te pido es que no lo hagas hoy. No nazcas hoy. Que quiero equivocarme. Que el diecisiete ruso es más bonito. O el veintidós, que ambos compartimos.

Gregorio S. Díaz "Diecisiete" 

No hay comentarios:

Publicar un comentario