Musas

Musas

domingo, 29 de enero de 2017

No consigo encontrart(m)e.

No consigo encontrarte. Ni en otros besos, ni en otras manos, ni en otros labios. Te busco entre cuerpos desnudos que imitan tu piel y que, sin querer, no me queman ni me sangran como lo hacían los aguijones que eran tus dedos. No consigo encontrar el por qué y el para qué de una situación que me es extraña. Que el placer por placer para matar al instinto solo basta. Que luego, entre sus sábanas, tienes vacía el alma. Que querer por querer, sin querer, daña. No te encuentro porque quizá ya no existas y solo seas un sueño. Un viejo recuerdo. Quizá te busque porque sé que eres con quien no seré más. A pesar de profesarte, como religión, loca devoción. Solo por haberme llenado hasta desbordar y no como ahora, que, entre sus siluetas, me quedo siempre a la mitad. No consigo encontrarme. Ni en mis manos, ni en mis ojos ni en mis dientes. Me busco entre libros perdidos en los que espero las historias de amores valientes que no tiren la toalla después de tormentas y batallas, que no sean necios, que destaquen por ser prudentes. No consigo encontrarme, ni en el tiempo ni el espacio. Es cierto, soy más libre. No tengo casa a la que volver después de las tres y no me importa nada pisar el acelerador y no ir despacio. No me involucro y por tanto no pierdo. No sufro. Busco lo que la vida me pueda dar y no lo que yo le pueda otorgar. Quizá me busque porque me perdí en ti. Quizá nos perdimos los dos allí y ellos, aún, siguen ahí. Nosotros atravesados por una pared. Por un destino tan malévolo como cruel.

Gregorio S. Díaz "No consigo encontrart(m)e" 


No hay comentarios:

Publicar un comentario