Musas

Musas

martes, 15 de agosto de 2017

Mírame ahora

Mírame ahora. Inténtalo. Con esos ojos con los que solías hacerlo, con los mismos con los que te parecía ver al dueño del mundo. Y eso que solo expulsaba tristes destellos y muchísimos tormentos. Tan poco, que no sé cómo no te sabía a nada. Mira y observa la verdadera historia del chico de las tragedias. De las mentiras, las salidas y las bocas. No queda orgullo de aquel tiempo, tampoco del no contigo aprovechado. Las noches de paz, desenfreno y miedos. Las del cine, las chucherías y los paseos. También algún que otro cuento. Las tardes llenas de rutina, tele y pocos besos. De agarrar y oler tu rubio pelo. De maldecir por las mañanas a todo tu genio. Mírame ahora, por favor. Haz un esfuerzo. Aunque solo sea un segundo. No pretendo traerte malos recuerdos. Solo los buenos momentos. Prometo no robarte más tiempo. Mírame. Ya me zafé del pasado que me tenía agarrado y aprisionado. Del que, ingenua, creías que nunca saldría y al que estaría por siempre atado. ¿Crees que no lo sé? ¿Que no me daba cuenta de cómo luchabas contra viento y marea para que de mi mente se perdiera? Ya puedo estar tranquilo. Se ha ido. Ya no está y tampoco la espero. Por llamarla no desespero y es a ti con quien hablar no me atrevo. Mírame. He interiorizado el dejarse llevar de aquella tarde de febrero. ¿Por qué no lo haría? ¿Por qué no dejé que tus olas me llevaran a tu orilla? Cuando tu querías romper cada uno de mis miedos. He tenido que enfrentarme a ellos, pero han aparecido otros nuevos. Mírame y dime que todo lo que te escribí, leíste. Que el recuerdo de mí, a pesar de todo, es grato y a veces existe. Mírame, joder, mírame y dime que me quisiste. Yo también lo hice. Te dejé marchar a sabiendas que algún día como hoy, derrocharía la tinta que se extiende por mi pared. Ya sabía, desde el primer día, que esto sucedería. Que mil perdones te pediría. Que nunca más volverías. Que jamás, si me atreviera, me escucharías.

Gregorio S. Díaz "Mírame ahora" 

No hay comentarios:

Publicar un comentario