Musas

Musas

sábado, 18 de noviembre de 2017

No volverán.

No volverán. Nada de lo que fue volverá. No volverán los años, que pasan inevitables. Esos que hacen que parezca que fue ayer lo que sucedió en aquellas tardes incontables. No volverán los cálidos besos, ni los medidos abrazos. No volverán las sonrisas. Ni el temor. Ni la inocencia de las primeras veces. No volverá el tiempo, que se queda con todos los recuerdos. No volverá ni tu sombra, que cada día menos se asoma. No volverán las oscuras golondrinas a anidarme en el pelo. No volverán las oportunidades perdidas, ni las que, por mi culpa, se fueron. No volverá la magia de la que pensaba era dueño. No volverán las noches estrelladas, de alcohol, pintalabios y barras. No volverá esa conciencia despreocupada. Ni las tardes a solas con las curvas de aquella guitarra. No volverán las noches de mayo, los atardeceres a la luz de un parque y sus bancos. No volverás a escuchar aquella canción entre dos, tampoco esa conexión. No volverán las rubias cervezas, que ya van colando por los esófagos de otros en otras terrazas. No volverás tú, y no volveré a ser quién era. No volverá lo perdido y, peor aún, lo que se va perdiendo. No volverán canciones de las que solo la melodía tengo. No volverán las letras que, harto del papel, en notas reseco. No volverá la tranquilidad, ni la adolescencia. No volverán las ganas de no hacer la revolución y hacerte a ti el amor y la maldita guerra. No volverá el tiempo libre para leer, ni el tiempo ocupado, por el mero hecho de hacer algo. Lo que de verdad importa no es que nada vuelva del pasado, es que ya no vendrá nada nuevo. Tampoco usado.

Gregorio S. Díaz "No volverán" 

No hay comentarios:

Publicar un comentario